Deportes que requieren coordinacion

Deportes que requieren coordinacion

Deportes que requieren potencia

Casi todos nosotros, en un momento u otro, probamos suerte en los deportes juveniles. Ya fuera baloncesto, tenis, fútbol o hockey, participamos en feroces competiciones contra nuestros compañeros. Algunos tuvimos más éxito que otros. Pero por muy bueno que fueras en tu deporte, perfeccionabas ciertas habilidades de coordinación óculo-manual que te ayudarían más adelante en la vida.

Aunque cada deporte utiliza esta coordinación de una manera diferente, en general los beneficios serán enormes. La coordinación óculo-manual es necesaria todos los días: servir un vaso de zumo, doblar la ropa, etc. En general, una buena coordinación óculo-manual puede ayudar a tu hijo en su futuro profesional. Enfermeros, obreros de la construcción y maestros son sólo algunos de los puestos que requieren una coordinación impresionante. Empezar a mejorar estas habilidades a una edad temprana da a los niños la oportunidad de mejorar y, por tanto, de cosechar los beneficios.

Jugar al baloncesto desde una edad temprana obliga a los niños a perfeccionar sus habilidades de coordinación mano-ojo. Estas habilidades se utilizan en todos los aspectos del juego: pases, tiros y regates. Cuanto mejor quiera ser un deportista, más tendrá que mejorar su coordinación.

¿Qué deporte requiere más coordinación?

La coordinación es la capacidad del cuerpo para realizar movimientos suaves y eficaces. Una buena coordinación requiere que el deportista combine varios movimientos en uno solo que sea fluido y consiga el objetivo previsto. Esto es contrario a lo que mucha gente piensa primero, que es la coordinación mano-ojo, que se refiere a la relación entre los movimientos de los ojos y los movimientos de las manos, de modo que nuestras manos realizan un movimiento previsto en respuesta a nuestro movimiento de los ojos, por lo general el seguimiento de una pelota o algo similar.

  Que significa hit en el deporte

La coordinación se refiere a nuestras habilidades motoras y puede dividirse en habilidades motoras finas y gruesas. La motricidad fina se refiere a la coordinación de pequeños movimientos y a la facilidad con que se realizan. Un ejemplo de motricidad fina en el deporte es el tiro de billar. Por el contrario, la motricidad gruesa implica grandes movimientos y grupos musculares. Ejemplos de motricidad gruesa son caminar, dar patadas, saltar, etc.

La coordinación está estrechamente relacionada con la eficacia del movimiento, como se desprende de la definición anterior. Casi se podría decir que la coordinación es la eficacia del movimiento. Sin embargo, cuanto más coordinada es una persona, más eficaz es su movimiento. Esto permite mejorar el rendimiento. La persona coordinada es capaz de ahorrar energía con sus movimientos y, por lo tanto, puede durar más tiempo con cargas de trabajo más elevadas que las personas menos coordinadas.

Deportes que requieren agilidad

Según el Diccionario de Cambridge, la coordinación es “la capacidad de los brazos, las piernas y otras partes del cuerpo para moverse de forma controlada”. Es cuando varias partes del cuerpo trabajan juntas al mismo tiempo para completar una tarea.

Para los deportistas, la coordinación es crucial para mejorar su rendimiento en el entrenamiento y conseguir mejores resultados de forma constante. Por ejemplo, un futbolista necesita coordinación para correr de un extremo a otro del campo mientras esquiva a sus rivales y atrapa el balón. Lo mismo ocurre con una tenista que practica su revés o un boxeador que esquiva un golpe directo.

  Deportes que tonifican piernas y gluteos

El entrenamiento de la coordinación ayuda en muchos aspectos de la salud y el bienestar de los deportistas. Mejora su técnica y su forma, mejora su estado de ánimo y su salud mental, y combate el riesgo de lesiones en el futuro.

Atrapa y golpea un globo de un lado a otro utilizando las manos, la cabeza y otras partes del cuerpo. Como el globo flota lentamente, puedes cambiar los ángulos para que el ejercicio sea un poco imprevisible. Si trabajas con un entrenador o compañero de ejercicio, prueba a mirar en distintas direcciones o a colocarte más separado para aumentar la dificultad.

Deportes que requieren tiempo de reacción

La coordinación óculo-manual es la capacidad de dirigir la mano o los ojos hacia un objetivo fijo o móvil. Es principalmente un fenómeno neurológico, pero también depende de las habilidades cognitivas y perceptivas del individuo. Un deportista con una buena coordinación óculo-manual puede realizar tareas con mayor rapidez y eficacia que una persona con escaso dominio de la tarea.

Su campo de visión se produce de tres maneras: girando la cabeza, moviéndose arriba y abajo y moviéndose de lado a lado (movimiento sacádico del ojo). Las manos pueden realizar movimientos de tres formas distintas: girando la muñeca, abriendo y cerrando los dedos, y moviéndose hacia arriba y hacia abajo.

Cuando quieres mirar algo, el cerebro envía una señal a los ojos y les dice dónde tienen que mirar. Cuando quieres mover la mano, el cerebro envía una alerta a la mano y le dice lo que tiene que hacer.

  Que es la cooperacion en el deporte

Los movimientos oculares y la coordinación óculo-manual están estrechamente relacionados porque implican la coordinación entre distintas partes del cuerpo. Los dos tipos principales de movimientos oculares son las sacadas y el seguimiento suave. Las sacadas son movimientos rápidos que nos permiten escanear una escena con rapidez, mientras que el seguimiento suave nos permite seguir un objeto a medida que se desplaza por nuestro campo de visión.

Entradas relacionadas

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad